Portada Programación

¿A qué argentino quiso matar Pablo Escobar?

Ya pasaron muchos años pero sigue siendo igual de impactante. Conocé esta escalofriante historia.

El narcotráfico y el fútbol han estado vinculados con las grandes bandas o con estructuras de lavado de dinero. En 1989 una guerra involucró al fútbol y alguien muy querido del entorno deportivo estuvo en la mira del más malo de todos: Pablo Escobar Gaviria.

Entre el 85 y el 89, Ricardo "El tigre" Gareca jugó en el Club América de Cali cuyos dueños eran los jefes del cartel de Cali. Pablo Escobar era dueño del club Independiente de Medellín. La rivalidad que comenzó en la cancha salió a la calle en enfrentamientos muy sangrientos. Fue en 1989 que pusieron un coche-bomba en la casa de Pablo Escobar que casi mata a toda su familia.

La venganza fue despiadada, con muchas víctimas inocentes. Uno de los trascendidos fue que hubo un plan para poner una bomba al plantel para matar a todos los jugadores del América de Cali, entre los que estaba El Tigre Gareca. La idea se descartó, porque el amor por el fútbol pesó más que matar jugadores.