Portada Deportes

Detuvieron a uno de los agresores del micro de Boca: se había cambiado el look

Así lo informó el Ministerio Público Fiscal de la Ciudad, quien identificó al detenido como Matías Sebastián Nicolás Firpo, que quedó "imputado por cometer varios delitos durante los incidentes ocurridos contra el ómnibus del equipo del club Boca", el pasado sábado 24.

Una de las personas que ejecutó la agresión al micro de Boca que afectó al menos a dos jugadores "xeneizes" fue detenido hoy, diez días después del hecho, con un cambio de "apariencia física" para intentar ocultarse.

Así lo informó el Ministerio Público Fiscal de la Ciudad, quien identificó al detenido como Matías Sebastián Nicolás Firpo, que quedó "imputado por cometer varios delitos durante los incidentes ocurridos contra el ómnibus del equipo del club Boca", el pasado sábado 24.

La detención y el allanamiento de esta persona, a la que no pudo vincularse con la barra brava de River, se produjeron en el domicilio del acusado en Lomas del Millón, en el partido bonaerense de La Matanza.

Firpo fue identificado a partir de las distintas imágenes que circularon sobre lo ocurrido en la esquina de Lidoro Quinteros y Libertadores, donde se lo ve "con una gorra roja y por entre la cinta de ajuste de ésta se observa un elemento de color blanco que podría ser una colita de cabello, o bien la etiqueta de dicha gorra".

"También se puede observar que de sus pantalones sobresale un calzoncillo de color gris con vivos o elástico de color negro", detallaron sobre las imágenes donde llueven objetivos contundentes contra el micro de Boca, que provocaron la lesión, al menos, del capitán Pablo Pérez y el juvenil Gonzalo Lamardo.

"Debido a que Matías Sebastián Nicolás Firpo cambió su apariencia física después de los incidentes, los investigadores tuvieron que probar con diferentes fotos obtenidas de las redes sociales que muestran los cambios físicos del imputado durante los meses precedentes al pasado 24 de octubre", explicó el Ministerio en un comunicado de prensa.

Firpo quedó imputado por la fiscal Adriana Bellavigna, a cargo de la Fiscalía Penal, Contravencional y de Faltas Nº 6, por los delitos de "daño agravado por tener lugar en el marco de un espectáculo deportivo; lesiones leves dolosas agravadas por haberse cometido con motivo o en ocasión de un espectáculo deportivo; daño agravado, por tratarse de un bien de uso público, atentado a la autoridad; daño agravado por haberse provocado en ocasión de un espectáculo deportivo, impedir la realización de un espectáculo deportivo de carácter masivo con concurrencia pública, y promover, de cualquier modo, la formación de grupos destinados a cometer alguno de los delitos previstos en la ley 23184, todos en concurso ideal".

Según el Código Penal de la República Argentina, se prevén penas de entre tres meses y cuatro años de prisión por esos delitos, más los agravantes detallados.

La investigación

La fiscal Bellavigna, a cargo de la Fiscalía Penal, Contravencional y de Faltas Nº 6, comenzó la investigación de oficio, el 24 de octubre, momentos después que se produjeron los desmanes contra el ómnibus del equipo del club Boca Juniors.

El trabajo del Cuerpo de Investigaciones Judiciales del Ministerio Público Fiscal de la Ciudad en conjunto con la Policía de la Ciudad pudo identificar a la persona detenida.

Los investigadores del CIJ lograron establecer la trayectoria de Firpo desde los incidentes hasta el ingreso al estadio de River Plate y de esta manera obtener su identidad a través de los sendos controles allí emplazados, luego de haber revisado numerosas cámaras del estadio.

A partir de allí se trabajó sobre la identificación fehaciente de esta persona a través de diferentes bases de datos. Además, se hizo un relevamiento de las redes sociales en las que aparece el imputado.

"Debido a que Matías Sebastián Nicolás Firpo cambió su apariencia física después de los incidentes, los investigadores tuvieron que probar con diferentes fotos obtenidas de las redes sociales que muestran los cambios físicos del imputado durante los meses precedentes al pasado 24 de octubre", se explicó.

El allanamiento fue autorizado por la jueza Mary Mabel Castillo, Juzgado de Garantías Nº 1 de La Matanza, y la orden de detención librada por la jueza María Julia Correa, titular del Juzgado Penal, Contravencional y de Faltas Nº 28.