Portada Nacionales

Pintaron un grafiti en un cerro, los escracharon y volverán a borrarlo

"Es un pueblo muy lindo y no fue nuestra intención. Es un momento feo para ellos y para nosotros, muy dramático", dijo uno de los miembros de la familia que dejó el peor recuerdo en la roca.

Como parte de sus vacaciones una familia de la localidad mendocina de Maipú pasó por San Luis y no tuvo mejor idea que dejar su recuerdo a través de un grafiti en la pared rocosa de un cerro.

La indignación entre los locales se disparó en las redes sociales con la foto de cómo quedó el sitio y enseguida se viralizó. A partir de allí, comenzaron una campaña online para identificar a los grafiteros y reclamarles que vuelvan a arreglar lo que hicieron.

Ver imagen en Twitter

Atención Flia Bazán de Maipu Mendoza, en San Luis los esperamos para que vengan a arreglar esto, RT para que lo vean así pueden venir pronto.

6.709 personas están hablando de esto

También tomó cartas en el asunto el intendente de La Carolina, donde se encuentra el cerro en cuestión, para identificar y rastrear a los responsables. "Llamé a la municipalidad de Maipú y hable con el secretario para saber si los conocían. Al rato me devolvieron el llamado y me dijeron que se presentó espontáneamente Leonardo Bazan. Me dijo que fue su hijo (quien estampó el grafiti) y que estaba apenado, triste y avergonzado. Van a venir a la localidad para subsanar este error", afirmó Alberto Ferraro.

El jefe municipal le bajó los decibeles al tema y consideró una buena actitud la de pedir disculpas. "Se equivocó, le dio mucha vergüenza, pero va a venir enmendar el error que cometieron", insistió el funcionario, quien describió como "positivo que se generó un debate que servirá para concientizar sobre el cuidado del medio ambiente y el trabajo de los municipios".

"Lo bueno es que se habló mucho de la necesidad que los turistas cuiden los espacios. La familia da el ejemplo y lo va a subsanar", concluyó Ferraro.

En las redes sociales no fueron tan comprensivos con la familia Bazan, a cuyos miembros le dedicaron todo tipo de insultos y hasta amenazas.

A raíz de ello, Leonardo Bazan rompió el silencio y salió a dar explicaciones. "Fuimos a vacacionar a La Carolina y la pared tenía grafitis. El aerosol estaba tirado ahí porque otras personas habían pintado antes. Los chicos míos lo vieron y dijeron que pongamos el nombre de nuestra familia", contó a Mendoza Post.

"Nos queremos hacer cargo y pedir perdón para ellos, es algo grave y lo entiendo. Es un pueblo muy lindo y no fue nuestra intención. Es un momento feo para ellos y para nosotros, muy dramático", añadió.

Además, el hombre sostuvo: "No somos de andar pintando por ningún lado, somos una familia de trabajo. Ha pasado esto y nos tenemos que hacer cargo. Hemos salido en todos los medios y queremos solucionar el tema y dar la cara. No queremos esconder nada y nuestra idea es ir y arreglar la situación".

"Para nosotros, ahora, fue un error grave haber hecho eso. No sabía que iba a llegar a tener esta trascendencia. Nos ha generado una sensación traumática, porque somos gente de trabajo, no somos gente de andar haciendo daño, no dejamos basura tirada y siempre llevamos nuestra bolsita", insistió.