Portada Policiales

Se cumple la segunda jornada del juicio por la muerte del enfermero de Castañares

En la audiencia de ayer, el único imputado Franco Corvalan se negó a declarar y se escucharon testimonios claves de familiares

Comenzó el juicio para esclarecer la muerte de Leopoldo Núñez, el enfermero de barrio Castañares. En las primeras audiencias se conocieron los testimonios de los familiares de la víctima. Además, Franco Corvalán, el único imputado, se negó a declarar.

El primero en tomar la palabra fue Pedro Gutiérrez, hermano de la víctima, quien aseguró no conocer al acusado. Se trata de un testimonio clave ya que, junto con Alberto Moya, sobrino del enfermero, fue una de las primeras personas en llegar a la escena del crimen.

La jornada continuó con el relato del oficial Rafael Silvestre, quien prestaba servicio en la comisaría de Castañares y el día del crimen patrullaba por la zona, y del subcomisario Sergio Costello, a cargo de la División Homicidios.

En esta primera jornada se revelaron detalles del crimen

Los peritos del Cuerpo de Investigaciones Fiscales (CIF) determinaron que "Poly", el enfermero,  había recibido dos puñaladas en el costado izquierdo del cuello, a la altura de la carótida yugular. Un paro cardiorrespiratorio y un shock hipovolémico fueron las causas de la muerte.

En cuanto a la escena del crimen se supo que la casa parecía una película de terror. La vivienda estaba revuelta; las piezas y el living comedor desordenados y faltaban pertenencias. Además,  el pasillo y algunas paredes de la casa también estaban manchadas de sangre. No se encontraron su billetera, celular, ropas, microondas, televisores, computadoras, las llaves de la casa y el Renault Megane de la víctima que usó el asesino para huir.